Banner
Banner
You are here: Noticias y Artículos Salud + Alimentación 6 hábitos saludables que nos pueden enfermar

6 hábitos saludables que nos pueden enfermar

Como sociedad, nos esforzamos constantemente por llevar una vida más saludable y feliz. Pero con estos esfuerzos, a veces corremos el riesgo de ir demasiado lejos. Como regla general, cual quier extremo es insano. Sin embargo, rara vez somos conscientes de los "contras" de los hábitos saludables, y solemos creer que cualquier cosa buena es mejor si se hace tan a menudo como sea posible. No tan rápido ...

hábitos saludables

La Dra. Erika Schwartz, Director Médico de Cinergy Health recomienda no dejarse llevar por nuestros hábitos saludables y expone algunos ejemplos que pueden resultar contraproducentes cuando se llevan a cabo en demasía:

1. Exceso de ejercicio
Nuestro cuerpo y nuestra mente no necesitan más de 30 a 45 minutos de actividad cardiovascular tres a cuatro días a la semana. Los ejercicios cardio-aeróbicos deben practicarse cada dos días, alternando con yoga, pilates, caminar, y entrenamiento de pesas en los días de descanso. Senderismo, natación, tenis, golf, deportes de equipo y una simple variación en el ejercicio en el transcurso de la semana, mes y temporada es la mejor manera de mantenerse delgado, musculoso y con energía.

2. Apartarse del Sol
Nuestro organismo necesita vitamina D para estar fuerte, ya que mantiene nuestros huesos sanos y nos evita enfermedades al impulsar nuestro sistema inmunológico. La única manera de obtener la vitamina D en nuestro sistema es a través de la exposición solar. No conviene obsesionarse con la protección. Si vamos a la piscina o a la playa o practicamos deportes al aire libre que implican a más de 20 minutos de exposición al sol, se recomienda una protección SPF 30. Pero si simplemente estamos haciendo nuestras tareas diarias al aire libre, es bueno disfrutar de la sensación del sol en la piel. La única parte del cuerpo que siempre debe protegerse es la cara.

3. El uso de jabones antibacterianos y geles
Los jabones antibacterianos y los geles son buenos para llevar en el bolso o en el coche, pero obsesionarnos con su promesa de higiene podría debilitar la capacidad del organismo para combatir a las bacterias. Lavarnos las manos con agua tibia y jabón durante veinte segundos, es más que suficiente.

4. Dormir
Las personas de promedio necesitan ocho horas completas de sueño ininterrumpido durante la noche. Si regularmente dormimos menos o más de nueve horas, no nos estamos haciendo mucho bien. Los seres humanos no estamos hechos para pensar, procesar o funcionar de manera óptima con más o menos de siete a nueve horas de sueño cada noche. A esto hay que añadir que demasiado o escaso sueño es malo para nuestra piel y causa inflamación, nos lleva a comer en exceso, genera confusión y depresión.

5. Vivir con aire acondicionad
Si bien el aire acondicionado nos hace sentir muy bien en un día caluroso y húmedo de verano, no conviene sentarse y respirar el aire frío reciclado día y noche. Ese aire puede contener bacterias y gérmenes y, desde luego, todo tipo de partículas de polvo. Cada pocas horas es recomendable apagar el aire, abrir las ventanas e incluso salir a caminar y respirar aire fresco. Tampoco hay que olvidar lavar los filtros del aire acondicionado con agua tibia y jabón y dejarlos secarse al aire cada mes que estén en uso. Si trabajamos en un edificio donde nunca se abren las ventanas, nos llevaremos un suéter para mantener nuestra temperatura interna y saldremos de la oficina por lo menos para el almuerzo y un descanso de media tarde.

6. Comer alimentos ecológicos
Si bien alimentos orgánicos como frutas, verduras y productos envasados tienden a ser más caros, el problema real es que también pueden estar muy elaborados. Debemos asegurarnos de leer con cuidado las etiquetas de los alimentos que estamos comprando, incluso si son de la tienda de alimentos orgánicos. Lo importante es que los ingredientes sean pocos y simples, y que contengan una cantidad baja de azúcares naturales (como miel o azúcar de caña), sodio y carbohidratos procesados.

Artículos relacionados:

Los mitos del colesterol

7 cosas que tal vez no sabía sobre la agricultura ecológica

AddThis Social Bookmark Button