Banner
Banner
You are here: Productos y Servicios Moda + Cosmética Bisutería sostenible de materiales naturales

Bisutería sostenible de materiales naturales

La compra de bisutería elaborada con materiales naturales alienta la preservación de los bosques de las comunidades indígenas. No se cortan los árboles para la cosecha de estos materiales, por lo que es una fuente sostenible de ingresos para dichas comunidades. Su uso brinda a los indígenas el acceso a un mercado fuera de su entorno y por lo tanto una alternativa económica a la venta de sus tierras, la protección tanto de una forma de vida como de los preciosos bosques de la tierra.

La Tagua proviene de la Palma de Marfil ecuatoriano, cuyo nombre científico es Phytelephas aequatorialis o "planta de elefante", que florece en las tierras bajas de América del Sur. La palma de tamaño medio alcanza unos 15 metros de altura, crece rápida y fácilmente en lugares umbríos ocultos bajo los árboles más grandes. La tagua se extrae de las vainas grandes que salen del tronco de la palma. Estas vainas regenerativas pueden recogerse directamente del árbol o una vez que caen al suelo. Si se recolecta en estado temprano, la tagua es una fruta comestible y blanda, parecida al interior de un coco. La recolección tardía ofrece una tagua blanca y extremadamente dura, lo que hace que se la conozca como marfil vegetal "por su sorprendente capacidad para ser tallada y pulida. La tagua es un material natural perfecto para hacer abalorios, botones, y figuritas. De hecho, antes de la edad del plástico, la tagua se utilizaba para producir grandes cantidades de botones para los mercados mundiales. Ya sea teñida a mano en un amplio espectro de colores o dejada en un estado más natural, la versatilidad de este fruto seco hace que sea una adición única para cualquier pieza de joyería.

La semilla Açaí procede de la palma de Acai (Euterpe oleracea) en las selvas de América del Sur. Esta palmera crece principalmente en los pantanos y llanuras inundadas y alcanza entre 10 y 20 metros de altura. Los frutos son pequeños, redondos, de color morado negruzco, crecen en racimos densos y contienen una sola semilla. La fruta se cosecha para su consumo, fundamentalmente en forma de bebida, especialmente en Brasil, y ha ganado fama mundial en los últimos años debido a su alto nivel de antioxidantes y sus propiedades energizantes. Aparte de su uso alimentario, la palma tiene otros usos comerciales. Las hojas se utilizan para realizar trabajos manuales diversos, tales como sombreros y canastas y la madera se puede utilizar para la construcción. Mientras, las semillas resultan atractivas por su singularidad y tamaño delicado.

El cocotero (Cocos nucifera) se cultiva en las zonas tropicales de todo el mundo ya que tiene preferencia por suelos arenosos, luz solar abundante, altas temperaturas y precipitaciones regulares. Se trata de una palmera de gran tamaño que crece hasta los 20 metros de altura, con hojas de entre 3 y 6 metros de largo. El coco es la semilla o nuez de la palma de coco, que se puede recolectar directamente del árbol o simplemente esperar hasta su caída. El coco se compone de varias partes: la cáscara, la piedra interior, la "carne" y el agua. Estos componentes tienen muchos usos, incluidos los culinarios. Un coco verde grande contiene hasta un litro de agua que se sirve a menudo como una bebida fría. También se utiliza como ingrediente en diferentes platos tradicionales del mundo. Los usos no culinarios son numerosos. Por ejemplo, el aceite de coco se utiliza en medicina y cosmética, mientras que las hojas sirven para elaborar canastas y tejados. El hermoso color marrón de la cáscara de coco también proporcionar un material perfecto para todo tipo de joyas y botones rústicos.

Huayruro. La Ormosia coccinea es un gran árbol que crece a lo largo de los bosques de América del Sur. Sus semillas, conocida comúnmente como huayruro, se encuentran dentro de una vaina y son de un rojo intenso y negro. Los peruanos las han utilizado durante generaciones como un amuleto para atraer fortuna y las han incorporado históricamente en adornos y joyas. Estas semillas son de varios tamaños y se recogen del suelo del bosque. Las semillas de Huayruro son venenosas si se ingieren y deben mantenerse fuera del alcance de los niños.

Jabón. Las semillas de la planta de jaboncillo aparece en una gama de colores entre el marrón oscuro y el negro. Su forma es perfectamente redonda y resulta ideal para elaborar collares y pulseras. El árbol del que proceden es alto y se da especialmente en las provincias ecuatorianas de Imbabura y Esmeraldas, con elevaciones más bajas y un clima más templado. Los lugareños las recolectan del suelo del bosque. La capa exterior de la semilla se ha usado tradicionalmente como el jabón, de ahí su nombre. Cuanto más se utilizan las cuentas, más oscuras y brillantes se vuelven, debido el contacto con los aceites naturales de la piel. También se puede aumentar su brillo frotándolas con aceite mineral.

Pambil. Iriartea corneto es una de las grandes palmeras de América del Sur. Con una gran copa, elevada altura y raíces como zancos, el pambil es un recurso esencial para la cultura quechua del Perú y Ecuador. Su madera se utiliza para la construcción de viviendas, lanzas, arcos y cerbatanas, y las hojas se entraman para colocar en los techos de las chozas nativas. El fruto de la palma pambil es de aproximadamente 1 pulgada de diámetro y contiene la semilla, que las culturas indígenas utilizan habitualmente en joyería. Admite diversidad de colores sobre su tono marfil natural.

Imagen: The Andean Collection

Contenido relacionado:

Por qué Comercio Justo

Los bosques tropicales limpian a destajo

La Guía de la Buena Madera

La deforestación disminuye en el mundo, pero continúa a ritmo alarmante en muchos países

AddThis Social Bookmark Button