Banner
Banner
You are here: Noticias y Artículos Entorno Cambio climático e inversión

Cambio climático e inversión

El cambio climático también está produciendo una mutación en el teatro de las inversiones. Las firmas inversoras de ambos lados del Atlántico están diseñando nueva s estrategias para colocar el dinero de sus clientes en las nuevas tecnologías y productos que contribuyan a reducir el calentamiento global.

En Europa, las entidades financieras Deutsche Bank y HSBC lideran esta nueva corriente de inversión en productos más respetuosos con el medio ambiente, tanto para grandes como para pequeños inversores. Sólo en el caso de estos últimos, desde Deutsche Asset Management se calcula que en algo más de dos años su inversión sensible con el clima alcanzará los 66.000 millones de dólares. Esta cantidad estará repartida entre 200 nuevos fondos de inversión y los que ya invierten en compañías que ayudan a mitigar o adaptarse al cambio climático. Como ejemplo, en agosto HSBC anunció el lanzamiento de su nuevo Fondo del Cambio Climático (Global Climate Change Fund).

Mientras, en Estados Unidos también se buscan maneras de no perder este tren de inversiones verdes. El año pasado, en 100 de los informes de Wall Street se analizaba la implicación de la firma con el cambio climático. Con lo que los ganadores y perdedores dentro de las regulaciones sobre emisiones se han convertido en el gran foco de atención para el mundo inversor.

La eficiencia energética es otro aspecto dentro de la inversión más sostenible y que todavía tiene un amplio margen de crecimiento. En el verano de 2007 Merrill Lynch lanzó el índice Energy Efficiency Index, constituido por 40 compañías de ámbito global que han apostado por una mejor eficiencia energética dentro de los sectores automovilístico, construcción, bienes de equipo y semiconductores. Los analistas de Merrill Lynch estiman que la industria manufacturera global podría mejorar su eficiencia energética entre un 18 y un 26% (y al mismo tiempo reducir las emisiones de CO2 entre un 19 y un 32%).

Hace tres años, KLD Research and Analytics creó el índice Global Climate 100 Index, formada por un centenar de firmas seleccionadas por su implicación en la energía renovable, combustibles del futuro, tecnología limpia y eficiencia energética.  El índice se ha revalorizado un 57% desde su lanzamiento.

La conclusión es que cada día fluye más dinero hacia los negocios que demuestran su responsabilidad hacia el planeta implementando medidas que reducen su impacto ambiental, algo que a la postre también repercutirá en sus cuentas. Reducen emisiones, mejoran su eficiencia energética y evalúan el impacto de sus productos y de la cadena de suministros, al tiempo que compiten por ganar cuota en el competitivo mercado internacional.

AddThis Social Bookmark Button