Banner
Banner
You are here: Noticias y Artículos Entorno El crecimiento a costa de todo

El crecimiento a costa de todo

La Unión Europea apuesta por el crecimiento suicida frente a la sostenibilidad. Ecologistas en Acción denuncia el error garrafal de la Unión Europea en el atenuamiento de sus tibias políticas contra el Cambio climático para continuar con un modelo basado en el crecimiento ilimitado en un planeta limitado.

La reunión del Consejo Europeo, que aglutina a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, de estos días está mostrando cuáles son las prioridades de la Unión: el crecimiento a costa de todo.

Uno de los ejes principales de discusión está siendo el sacrificio de las políticas de lucha contra el cambio climático en búsqueda de mantener el crecimiento.

Ecologistas en Acción viene denunciando la insuficiencia de estas políticas, que se acercan más a un lavado de imagen que a una apuesta real de lucha contra el cambio climático. En concreto, la última estrategia de la Unión encaminada a reducir las emisiones un 20% en 2020 respecto a 2005 es tramposa y esconde la posibilidad de aumentar las emisiones para países como España, como ya criticó la organización ecologista. Sin embargo una de las conclusiones de este Consejo es que se habilitaran mecanismos para que determinados países y empresas no lleguen siquiera a este objetivo.

Además, Ecologistas en Acción ya ha venido denunciando que la Unión Europea no va por el camino de cumplir el Protocolo de Kioto si no es acudiendo a la compra masiva de permisos de emisión. La propia Comisión Europea reconoce este hecho en el comunicado hecho público el miércoles, dejando en manos de estos mecanismos más de 1/3 (37'5%) de la reducción de emisiones a las que se ha comprometido el bloque económico. A esto se añade que cerca de 1/4 (17'5%) serán por proyectos de fore stación o reforestación, es decir, que no suponen un cambio real del formato productivo de la Unión hacia la sostenibilidad.

La Unión Europea se equivoca, a juicio de la organización ecologista, al sacrificar el entorno en el altar del crecimiento. Si una cosa positiva tiene la crisis actual es la posibilidad de iniciar un cambio de modelo real en el que el crecimiento económico no sea un axioma, que construyamos un sistema en el que entendamos que podemos vivir mejor con menos.

De acuerdo con Can Europe (Climate Action Network), para mantener el calentamiento global por debajo de 2ºC, es necesario tomar las siguientes medidas en Europa:

1) Reducir como mínimo un 30% las emisiones de gases de efecto invernadero en el continente (reducciones reales, no mediante la compra de ‘créditos’ de carbono en el extranjero);
2) Actuar de forma rigurosa para garantizar que los Estados miembro de la UE cumplan sus compromisos relativos a la reducción de emisiones;
3) Aumentar la ayuda económica destinada a los países en desarrollo para reducir también sus emisiones.

Ecologistas en Acción considera que las políticas de lucha contra la crisis financiera se están basando en facilitar liquidez al mercado especulativo, transfiriendo los riesgos y las pérdidas a los Estados. Este tipo de políticas, no sólo ponen las bases de una nueva burbuja especulativa, sino que amenazan a los Estados con una posible quiebra de los mismos, como ya está ocurriendo en Islandia. Las políticas que están discutiendo en el Consejo para aumento de la transparencia son insuficientes. Estas políticas, lideradas por la Unión Europea, dejan pasar la oportunidad de un cambio hacia la sostenibilidad.

Para los ecologistas, la opción por el crecimiento a costa del entorno es la elección más suicida que pueda hacer cualquier país viviendo como vivimos en una situación de crisis medioambiental, la base de nuestro sustento vital. Al menos, en todo esto hay un aspecto positivo, la Unión Europea está mostrando a la opinión pública cuáles son sus verdaderas prioridades.

Fuente: Ecologistas en Acción

AddThis Social Bookmark Button