Banner
Banner
You are here: Noticias y Artículos Entorno El derroche de millones de toneladas de pescado

El derroche de millones de toneladas de pescado

Casi la mitad del pescado capturado en el mundo no se utiliza o administra porque procede de la pesca incidental, lo que equivale  a unos 38 millones de toneladas anuales, según estudios de WWF.

En la UE a diario se desechan 3.000 toneladas de pescado que caen en las redes de forma accidental por no aplicar la pesca selectiva. La cifra supone el 20% de los descartes mundiales, de acuerdo con los datos de Oceana.

El descarte es una práctica definida por la FAO como “aquella parte de las capturas que se devuelve al mar por cualquier motivo”. Se encuentra ampliamente extendida a nivel mundial y tiene su mayor incidencia en pesquerías de arrastre. En algunas pesquerías el porcentaje de descartes efectuados puede llegar a alcanzar el 90% del peso total de las capturas.

"En muchos casos, los peces y animales marinos son devueltos al mar muertos o moribundos y en la actualidad no hay forma de saber si en primer lugar era sostenible su pesca. Se trata de una forma insidiosa e invisible de la pesca excesiva”, afirma Amanda Nickson, líder de la iniciativa sobre captura incidental de WWF.

En el noreste del Atlántico, por ejemplo, una quinta parte del total de las capturas marinas de esa región se arroja por la borda. Posiblemente el peor de los casos de derroche de pesca se produce con los tiburones, que en un 92% se descartan después de cortarles las aletas.

Soluciones aplicables

Para reducir la captura incidental se necesitan aplicar artes de pesca más selectivos y observadores en los buques pesqueros como regla general de la actividad pesquera, asegura Amanda Nickson.

Además de lo apuntado, desde Oceana consideran que para remediar la situación hay que aplicar el planteamiento probado con éxito en otros países, entre cuyas medidas también se incluyen:

  • El establecimiento de límites máximos de capturas accesorias.
  • La mejora de la selectividad de todas las artes de pesca.
  • Los cierres de zonas en tiempo real.
  • La creación de zonas de acceso preferencial.
  • La implementación de una prohibición de descartes.

La reforma de la Política Pesquera Común no entrará en vigor hasta 2013 y debería incluir medidas que eliminen los descartes y disminuyan las capturas accidentales. No se puede esperar tanto, advierten desde Oceana.

Fuente: WWF / Oceana - Imagen: Brian J. Skerry / National Geographic Stock / WWF

AddThis Social Bookmark Button