Banner
Banner
You are here: Artículos Guía ecosexual de Greenpeace

Guía ecosexual de Greenpeace

  1. Apaga las luces, porque si no se usan energías renovables el consumo de electricidad implica la quema de petróleo, gas o carbón con la consiguiente emisión de gases de efecto invernadero. En cambio, puedes utilizar velas de cera de abeja o parafina que son muy románticas. Ya ves desde la cama puedes empezar la verdadera revolución energética.
  2. Consume frutas afrodisíacas, como fresas, frambuesas, cerezas, moras, guaraná…, cómpradas en pequeños comercios y asegúrate que son de agricultura ecológica, ya que los transgénicos y los pesticidas tienen efectos negativos sobre la salud y sobre los cultivos autóctonos.
  3. ¿Amor a toda costa? Las ostras y otros mariscos pueden ser afrodisíacos, pero su sobrepesca está destruyendo los océanos. Además, absorben la contaminación y si no proceden de aguas limpias ingerirás sustancias tóxicas. En su lugar, puedes apoyar proyectos sustentables de comunidades en los que puedes encontrar productos, aceites y jabones biodegradables con aromas que encienden la pasión.
  4. Amor reciclado. Usa envases de productos empaquetados y decóralos de manera bonita y sexy para guardar los productos íntimos: condones, lubricantes, juguetes…
  5. Usa ecolubricantes. Nada como la lubricación natural. La saliva es la mejor, pero si utilizas un lubricante externo que no esté producido a base de petróleo, como de aceite y vaselina. Existen muchas marcas que los fabrican a base de agua o resistentes a ella, con diferentes aromas y sabores. Emporios petroleros están destruyendo el planeta, pero no permitas que también se metan bajo tus sábanas.
  6. Esclavo de la pasión, no del petróleo. Si te gustan las emociones fuertes, sírvete de ropa y accesorios sexuales hechos de materiales naturales como el caucho, el látex o la piel. El policloruro de vinilo o PVC está en todas partes y genera unas de las sustancias químicas más tóxicas que existen: dioxinas y furanos. Y al igual que en algunos países se haprohibido en los juguetes infantiles, el PVC debería prohibirse también en la ropa y los juguetes sexuales dado su potencial cancerígeno.
  7. Ahorra agua en pareja. Cuidar del planeta nunca había sido tan erótico. Si os bañáis juntos ahorraréis agua y jabón. Recuerda que 500 millones de personas en el mundo no tienen acceso al agua limpia y potable. Para ellos, lo que tú haces a diario es todo un lujo. Y si lo es, ¿por qué no compartir ese placer con tu compañ[email protected]?
  8. Cama sustentable. Tienes un buen colchón confortable pero, ¿sabes de dónde procede la madera de la cama en la que duermes y disfrutas del placer en pareja? Asegúrate que sea de madera certificada con el sello de FSC, la organización internacional que reconoce el uso sostenible de la madera.
  9. Sexo verde. Si te gusta el “spanking” (azotes) asegúrate que las palas también sean de madera certificada y que el aceite para el masaje sea orgánico, al igual que la ropa interior o de dormir. Recuerda que el proceso de producción del algodón convencional y su blanqueado es uno de los más contaminantes que existen.
  10. Haz el amor, no la guerra.

Ver imagen completa de la Guía Ecosexual de Greenpeace

Fuente: Greenpeace

AddThis Social Bookmark Button