Banner
Banner
You are here: Noticias y Artículos Entorno Rural no debe ser sinónimo de declive

Rural no debe ser sinónimo de declive

Esa es una de las conclusiones del informe que el Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE) ha presentado al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Bajo el título ‘Sostenibilidad Local: una aproximación urbana y rural’ el Director Ejecutivo del OSE D. Luis M. Jiménez Herrero concluía que:

  • El crecimiento urbano muestra importantes síntomas de insostenibilidad. Se ha clasificado como suelo de naturaleza urbana más del doble del suelo necesario para los aumentos de población correspondientes

  • El medio rural ‘exporta ‘sostenibilidad’ al medio urbano y cada vez adquiere más valor por los servicios que presta. El desarrollo sostenible del mundo rural aparece como una prioridad para generar riqueza

  • Es necesario un nuevo diálogo estratégico campo-ciudad para salvar los desequilibrios territoriales. La huella ecológica de la mayoría de las grandes ciudades supera la biocapacidad disponible en sus provincias

La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, calificó de magnífico el informe  y añadió que “no puede existir una sociedad sostenible si basamos nuestro crecimiento presente en una hipoteca para las generaciones venideras (…), ni puede existir sociedad sostenible si el desarrollo económico camina en dirección contraria a la cohesión y abre un abismo entre comunidades y territorios favorecidos y territorios desfavorecidos”. La responsable de medio ambiente, agricultura y pesca del Gobierno de España sentenció: “Si queremos que el progreso esté más pendiente de la gente y de la biosfera, que el ámbito estricto del mercado o la generación de riqueza en términos absolutos, estamos obligados a investigar en este dirección”.

El documento cruza por primera vez datos de tercera generación y la mejor información disponible para analizar los modelos de desarrollo de las áreas urbanas y rurales de España, sus interacciones y sus impactos económicos, ambientales y sociales desde una perspectiva estratégica y metodológica innovadora.

Para Jiménez Herrero, director del informe, “estamos, sin duda, ante un nuevo paradigma del mundo rural: el desarrollo rural sostenible. Este nuevo marco de referencia sentencia definitivamente que rural no es sinónimo de declive”.

En sus conclusiones, el Observatorio de la Sostenibilidad en España cree necesario “apostar decididamente por un enfoque estratégico que incluya, en pie de igualdad, las dimensiones urbanas y rurales; porque si no puede haber desarrollo urbano sin desarrollo rural, hay que asumir una visión con un enfoque de cohesión territorial y social que abra nuevas oportunidades para la sostenibilidad del modelo de desarrollo español”.

Sostenibilidad e interrelación campo-ciudad

El informe se ha dividido en tres bloques:

  1. Aproximación a la situación de la sostenibilidad local en su vertiente urbana en cada una de las 50 capitales de provincia. La información se sintetiza con mapas y gráficos en cada ciudad y provincia.

  2. Análisis de la sostenibilidad rural a través de una serie de áreas seleccionadas con criterios funcionales a partir de una batería de 49 indicadores aplicados a nivel regional y el estudio pormenorizado de diez zonas piloto.

  3. Interacciones urbano-rurales, con un intento de abordar el nuevo diálogo campo ciudad en aras de superar los desequilibrios territoriales con nuevas estrategias de futuro, y la necesidad de valorar y asegurar los bienes y servicios que los ecosistemas rurales y naturales prestan.

‘Sostenibilidad Local: una aproximación urbana y rural’ es el cuarto Informe Temático de Sostenibilidad del OSE y tiene como finalidad profundizar en el análisis de los procesos de desarrollo local desde la perspectiva de la sostenibilidad integral, atendiendo tanto al mundo urbano como al mundo rural en un contexto territorial diversificado.

Las interrelaciones entre los sistemas urbanos y rurales, aún siendo de vital importancia, apenas han sido consideradas desde la perspectiva de la sostenibilidad. Se apuesta por un nuevo diálogo estratégico campo-ciudad, para salvar los desequilibrios territoriales.

Fuente: OSE

AddThis Social Bookmark Button