Banner
Banner
You are here: Noticias y Artículos Entorno Uso eficiente del agua para evitar crisis económica, ambiental y social

Uso eficiente del agua para evitar crisis económica, ambiental y social

uso-agua.jpg

“Europa necesita usar más eficientemente el agua si quiere evitar dañar la economía, los ecosistemas y a las personas”, asegura el nuevo informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA). Los recursos hídricos europeos están bajo presión en numerosos lugares y la situación empeora con el aumento de las sequías y la falta de predicción de lluvias que trae el cambio climático.

“Agricultura, producción de energía, industria, suministro público de agua y ecosistemas son todos importantes y compiten por un recurso limitado, por lo que es extremadamente importante que Europa haga un uso del agua más eficiente por el beneficio de todos los usuarios”, asegura Jacqueline McGlade, Directora Ejecutiva de AEMA.

La competencia por los recursos hídricos en algunas partes de Europa es cada vez más intensa. En toda la Unión Europea, la agricultura utiliza cerca de un cuarto del agua desviada del medio natural, si bien la cifra puede llegar hasta un 80% en el sur de Europa. Además, el suministro público de abastecimiento de agua alcanza aproximadamente una quinta parte en toda Europa - y más de una cuarta parte se utiliza sólo para tirar de la cadena. Las instalaciones de energía hidroeléctrica también cambian la estructura natural y el flujo de los ríos y lagos, con consecuencias para los ecosistemas.

La escasez de agua tiene graves consecuencias para las economías que dependen de la agricultura y la industria. Las restricciones de agua potable también se han producido en algunas partes de Europa. Además, hay efectos indirectos sobre la economía, como la reducción de los flujos de los ríos, los lagos y los niveles de caída de aguas subterráneas y humedales que, si desaparecen, puede tener efectos destructivos sobre los sistemas naturales que sustentan la productividad económica.

La agricultura es un sector donde los beneficios por eficiencia son posibles, porque una gran cantidad de agua se usa ineficazmente para regar los cultivos. Algunas estimaciones calculan que aproximadamente una cuarta parte del agua extraída para el riego en Europa se podría ahorrar, simplemente cambiando el tipo de canal utilizado. También el suministro de agua pública puede ser más eficaz, ya que hasta un 50% del agua potable se pierde en algunos Estados miembros de la UE.

El uso ineficiente del agua también lleva a un mayor uso de energía, con costos financieros adicionales y para el medio ambiente, según el informe. Mientras que la energía necesaria para bombear y tratar el agua dulce y convertirla en el agua potable está alrededor de 0,6 kWh/m3, la desalinización de agua de mar, añade aproximadamente 4 kWh/m3 más. Varios países europeos utilizan la tecnología de desalinización, especialmente España, que es uno de los mayores usuarios de la desalinización a nivel mundial.

El informe indica que las autoridades deben establecer objetivos ambientales claros para el uso del agua, dentro del límite de lo que es sostenible. Estos objetivos serían diferentes en función de los recursos disponibles, pero deben diseñarse de modo que el entorno natural tenga suficiente agua para funcionar. Es necesaria una forma de «disociación» para que el aumento de la productividad económica no implique un uso cada vez mayor de agua ni aumente el impacto ambiental.

Históricamente, los precios del agua en Europa no reflejan el verdadero costo económico del suministro, ni sobre el medio ambiente. Esto ha llevado a la escasez y la contaminación del agua, con el consiguiente impacto ambiental y social. Por lo general, el público tiene que pagar por el costo del tratamiento del agua potable que contamina la agricultura y la industria. Poner el precio adecuado al agua puede incentivar un uso más eficiente y la innovación tecnológica. El uso eficaz de los impuestos, subsidios, mecanismos de mercado, planes de precios y otros instrumentos económicos también puede ayudar a equilibrar el conflicto en la demanda de agua.

Contenido relacionado:

Seawater Greenhouse, el oasis humano que transformará el desierto

Greenwalls para refrescar y alimentar nuestro espacio

“Airdrop” extrae agua del aire y gana el Concurso de Diseño James Dyson 2011

El agua salada, lo mejor para producir hidrógeno limpio

AddThis Social Bookmark Button